Ensalada de patata y remolacha

Los que me seguís sabéis que,  excepcionalmente, consumo proteína animal. Mi intención siempre fue ser 100% vegetariana pero, de momento, no he sido capaz de lograrlo. Gracias a  Ana Morenini  he aprendido a no “castigarme” por ello: amar al planeta empieza por amarse a uno mismo y ser benevolente con nuestros propios defectos.

La receta que traigo hoy es una ensalada muy original con un punto de “sabor a mar” gracias a unas pocas anchoas. Los ingredientes principales son la patata y la remolacha tubérculos muy dulces que se verán contrarrestados por el intenso sabor de la anchoa.

Aunque adoro el sabor de una buena anchoa del Cantábrico, intento consumirlas muy-muy de vez en cuando. Las anchoas tienen, obviamente, una concentración de sal muy alta que, para más “inri”, suele ser sal industrial.

La sal industrial es poco más que cloruro sódico con, a lo sumo, yodo y flúor añadidos químicamente. Esta sal química es bastante perjudicial para el organismo por lo que yo os recomiendo que la sustituyáis por sales naturales: las más fáciles de comprar son la sal del Himalaya, la sal de roca y la sal marina.

Para los que probéis la receta con anchoa, veréis que su presencia en el plato, aun mínima, es muy importante. No obstante, pensando en “mis” vegetarianos estrictos, he hecho pruebas con varios ingredientes alternativos y las mejores opciones para sustituir las anchoas son alcaparras (mejor en salazón que en vinagre), umeboshi y los espaguetis de mar.  El resultado obviamente no es el mismo pero está igualmente rico.

La alcaparras en salazón (o vinagre), aportan un sabor amargo que le va muy bien a las ensaladas con patata. El umeboshi es una ciruela japonesa encurtida que da un sabor ácido muy interesante. Los espaguetis de mar es un alga que aportan el sabor a pescado que, en la versión omnívora, da la anchoa. En los tres casos se consigue contrarrestar el dulzor de los otros ingredientes aunque al no llevar la concentración de sal de la anchoa, si recomiendo echar sal natural a parte.

El umeboshi es encuentra fácilmente en tiendas ecológica y vegetarianas, las algas se pueden comprar en grandes superficies como El Corte Inglés o Makro y las alcaparras se compran en cualquier supermercado. Por supuesto, Internet también os puede surtir de ellas.

Dejo constancia que, a día de hoy, aún tengo pendiente probar a sustituir las anchoas por pepinillos encurtidos.Yo creo que también le irá muy bien a la ensalada pero ya os contaré cuando lo pruebe 😉

Venga, manos a la masa!!!

panimal frio

Ensalada de patata y remolacha

Ingredientes:

500 gr de patata cocida

300 gr de remolacha cocida

150 gr de cebolla

150 gr de zanahoria cocida

4-8 anchoas o el equivalente en producto vegetal

Mahonesa o lactonesa (opcional)

Aceite y sal

Preparación:

Paso 1.– Se cuecen las patata y zanahorias. Una vez cocida, se pica, mezcla y aliña con una pizca de sal y aceite.

Ojo con la sal que añadimos a cada grupo de vegetales porque luego las anchoas también aportan sal. Cuidado con no pasarnos!!

Paso 2.- Se cuece la remolacha,  se pica y aliña con aceite y sal.

Se puede comprar la remolacha ya cocida. Si la remolacha es natural, el caldo que salga de su cocinado, se puede utilizar para hacer cremas, sopas o cocer pasta/ arroz (¡y que se tiña de rosa!).

Paso 3.- Se pica la cebolla cruda muy finita, las anchoas (o el producto por el que vayan a sustituirse) y se mezcla, aliñándolo con aceite.

Paso 4.– Se monta la ensalada alternando capas: primero va una capa generosa de patata y zanahoria, luego una más ligera de cebolla y anchoas (o el sustituto) y, encima de todo, la capa de remolacha.

Paso 5.- Se cubre nuestra “tarta” con mahonesa o lactonesa, con cuidado de no remover para que la remolacha no tiña la salsa. No es un elemento imprescindible pero estéticamente queda genial.

Presentación: Se puede hacer en un bol grande para luego servir porciones  o montar raciones individuales, usando un molde de metal que nos ayude a crear pequeñas “tartitas”.

Junto a esta “ensaladilla” se sirve unos brotes verdes para añadir una  ración de verdura cruda al plato. A la vinagreta que haremos para las hojas se puede añadir zanahoria cruda en tiras, alcaparras y anchoas picaditas  para dar empaque al conjunto.

Buen provecho!!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s