Espinacas con queso al estilo hindú

Gustándome como me gustan las especias, sería imposible que no me gustase la comida hindú ¡tan colorida y especiada!

Hasta hace poco, ir a degustar comida hindú no era un placer del que disfrutase a menudo pues en Torrejón, que es dónde vivo, no había ningún restaurante de este estilo. Si quería comer algún rico plato indio tenía que desplazarme  hasta el centro de Madrid para ir al “Taj”  o el “Tandoori Station”… y eso con dos niñas pequeñas, no siempre era sencillo!

No obstante,  mi suerte cambió hace unos meses cuando el restaurante “Haveli”  abrió sus puertas en Torrejón de Ardoz. Mmmmmmmm! Que rico todo!!! Os recomiendo que les hagáis una visita, bien para comer allí oyendo música folklórica o cogiendo comida para llevar.

Una de mis recetas hindús favoritas, con permiso del “chana massala”, es el “palak paneer” o, lo que es lo mismo, queso con espinacas. Como ya os decía, era complicado poder ir a comerlo cuando me apetecía,  por lo que me decidí a cocinarlo por mi cuenta (y riesgo) en casa. La receta original la obtuve de la web www.indiamagica.com, donde encontraréis muchos otros platos deliciosos.

La verdad es que el resultado está muy bien, aunque yo más que queso con espinacas, cocino espinacas con queso que me gusta más ;). Ya veréis que se trata de una receta sencilla aunque requiere un poco de tiempo y paciencia… ¿os apetece probar?

ovolacto caliente

 Espinacas con queso al estilo hindú

(Palak Paneer)

Palak Paneer - espinacas con queso

Ingredientes:

100 gramos queso de burgos o ricotta en tacos

500 gramos de espinacas en hoja

1 cebolla grande picada

Jengibre fresco rallado (equivalente a una cucharadita)

2 dientes de ajo

2 tomates grandes picados

1 cucharada de concentrado de tomate

Crema vegetal (opcional)

Guindilla

1/2 cucharadita de cardamomo machacado

1 cucharadita de garam Masala

1/2 cucharadita de comino

Mantequilla

Sal

Utensilios:

Sartén

Cazuela baja y amplia

Paso 1. Picamos las espinacas en juliana finita para convertirla en hebras. En una sartén se coloca un poco de mantequilla y se añade la verdura. Se sala y cocina a fuego medio, añadiendo un poco de agua si es necesario, hasta que está hecha. Se reserva.

Se puede hervir pero yo prefiero hacerlo en la sartén ya que la grasa que usamos no es mucha y no perdemos un montón de nutrientes en el agua de la cocción.

Paso 2. Cortamos el queso en tacos y se reserva.

Paso 3. En una cazuela grande y baja se derriten unos 75 gr de mantequilla y se cocina en ella la cebolla, cortada en juliana, a fuego medio para que se vaya pochando poco a poco. Yo suelo añadir la sal durante el rehogado por facilita que se cocine la verdura.

A mitad de cocción se añade el ajo picado, jengibre rallado (un trocito pequeño o el equivalente a un cucharadita), el cardamomo, el comino y la guindilla (si queremos que pique).

En la lista de ingredientes podéis ver las cantidades que suele echa yo aunque esto va al gusto y se trata de que vayáis probando hasta obtener el “punto” que os guste.

Se guisa poco a poco, dejando que fusionen los olores y sabores de las especias, sin permitir que nada se queme o tueste en exceso.

Paso 4. Se rayan o trituran los tomates y se añaden a la mezcla anterior, junto a una cucharada de tomate concentrado. Se cocina a fuego bajo-medio durante unos 15 minutos. Se prueba y añade 1 cucharadita de azúcar moreno si el tomate ha quedado muy ácido. Se corrige de sal.

El tomate cuando está cocinado pasa de rojo a naranja. Ese es el punto que hemos de obtener.

Paso 5. Una vez cocinada la salsa, se añaden una cucharada rasa de garam masala y las espinacas. Se cocina unos 5 minutos más.

Paso 6. Al final, se añade el queso en tacos y se sigue cocinando hasta que este se integre al plato.

Hay quien fríe el queso, sobre todo si se trata de un queso consistente, pero yo lo añado crudo.

Si el queso lo usamos sin freir, parte de él se diluye en la salsa aportando cremosidad al plato. Si no es el caso, y queréis lograr ese punto, se puede echar un poco de crema vegetal o nata, teniendo en cuenta que esta rebajará la intensidad de las especias por lo que es posible que haya que corregirle el punto de sabor.

Notas: para hacer esta receta he sustituido el queso hindú (paneer) por un queso de burgos o un tipo ricota. Igualmente, he sustituido la mantequilla clarificada (ghee) por mantequilla comercial. Los ingredientes originales no son fáciles de encontrar y estos sustitutos hacen muy bien “su función”.

El garam masala es una mezcla de especias que se compra ya preparada aunque en Internet se pueden encontrar infinidad de recetas si queréis prepararla a vuestro gusto.

Ya me contareis que tal os sale.

Esther Morillas

Cocinera amateur casi vegetariana

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s