Lombarda con manzana y piñones

He llegado a la conclusión que me encantan los platos que “dan aire”. Pueden ser legumbres, hongos, patatas, repollo, lombarda… el caso es que no pocas veces voy con un “globo” a punto de salir a volar. Como beneficio tengo que decir que me resultan muy saciantes por lo que no hay que darse un atracón (por suerte, jjjj) para sentirse llena lo cual es un punto positivo si lo que queremos es hacer dieta.

La lombarda es un producto muy sano, como todos los productos vegetales  de color morado, con un sabor muy marcado y sabroso. No me preguntéis por qué, pero con el frio me encanta comer lombarda y con el calor, su primo el repollo. Recuerdo de niña que mi madre hacia en Navidad, como entrante, lombarda con morcilla -¡muy digestivo, sí!- y por eso me resulta un producto “memorable”: su sabor me recuerda a mi infancia… aunque yo he cambiado la morcilla por otros productos más digestivos: manzana, escabeche balsámico, patata,  ajos… todos ellos igual de ricos (ya los iremos viendo).

La receta que hoy os explico lleva manzanas, piñones y canela lo que le da un toque dulzón que la hace apta para servir tanto de primer plato como de guarnición acompañando aves y caza.

 vegano caliente

Lombarda con manzana y piñones

Lombarda con piñones y manzana

Ingredientes:

1 lombarda

1 cebolla mediana

1 manzana (2 si son pequeñas)

Un par de puñados de piñones

Aceite

Sal

Canela en rama o polvo

Brandy o vino de cocinar

  Utensilios:

Cacerola

Pala

Plato para emplatar

Preparación:

Paso 1. Cocer la lombarda con agua y sal hasta que este blanda. En una olla rápida suelen ser unos 20-25 mínutos. Escurrir y reservar.

La lombarda cocida es más digestiva que si se cocina de otras formas.

Paso 2. Cubrir aceite el fondo de una cacerola y freír 1 cebolla en juliana a fuego suave. Añadir un puñado de piñones (por cada ½ lombarda) y rehogar hasta que se tuesten un poco. Después, se incorpora 1 manzana (2 si son pequeñas) tipo Reineta cortada en cubos grandecitos (aprox. 16 trozos por manzana).

Paso 3. Se le añade un poco de sal y un rama de canela a la mezcla anterior y se cocina durante unos 5 minutos, removiendo regularmente, antes de añadir un chorro de brandy o, en defecto, vino de cocinar (que es más dulce que el tinto o blanco estándar). Se cocina unos 5 minutos más para que se evapore el alcohol.

Si se usa brandy, podemos flambear los ingredientes de la cazuela (con cuidado de apagar antes el extractor de humos) de modo que el sabor de la mezcla es más intenso. Si no tenemos canela en rama, se puede usar en polvo; yo, hay veces que uso ambas, aunque hay que tener cuidado de no pasarnos. Se trata de que la canela aporte un toque de sabor, no que invada todo el plato.

Paso 4. Se añade la lombarda cocida y escurrida. Se mezcla y deja cocinar durante al menos 10 minutos, removiendo sin parar para que los sabores se mezclen y no se pegue nada al fondo de la cacerola.

Presentación: Se sirve la verdura caliente, recién cocinada. Si la dejamos enfriar, la verdura toma un color más azul pero recupera el color rosáceo o morado si lo rehogamos un poco e nuevo.

Consejos: Si no nos gusta la canela, se puede omitir, y también está muy rico el plato, jejejeje.

Qué aproveche!!

Esther Morillas

Cocinera amateur casi vegetariana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s