Crema de boletus con aceite de trufa

Buenos, pues ya se puede decir que tenemos la Navidad  encima por lo que va siendo hora de planificar las comidas y cenas señaladas.

La Navidad es una fecha que tiene el “sambenito” de ser de excesos pero yo creo que se pueden preparar menú especiales y deliciosos sin tener que desabrocharnos el último botón del pantalón al terminar cada encuentro.

Hoy os voy a propones un menú completo, compuesto por un entrante, un primero y un segundo, que son tan sabrosos como sanos.

navidad

Os Iré explicando cada recetas semana a semana para que se os vaya haciendo la “boca agua” ¡Veréis que fáciles y ricas son estas tres recetas! ¡Prometido!

Vamos con la primera…

vegano caliente

Crema de boletus

con aceite de trufa

crema

Ingredientes:

10 gr de trufa

aceite

75 gr de boletus

50 gr de chalota

250 gr patata

Leche de arroz

sal y pimienta negra

cilandro o perejil

Utensilios:

Cazuela

Preparación:

Paso 1. Los primero que vamos a hacer es aromatizar el aceite. Se pica la trufa en trocito pequeños o laminas muy finas y se pone dentro de un recipiente de aceite. Lo ideal es poner unos 10 gramos de trufa por 300 ml de aceite.

Se puede dejar en crudo o confitar la trufa calentando el aceite a unos 60ºC durante 1 hora. En ambos casos, se debe dejar reposar al menos 24 horas para que el aceite coja bien el sabor trufado.

El aceite que elijamos no debe tener un sabor demasiado intenso pues, en caso contrario, “mataría” el sabor de la trufa. Yo suelo hacerlo con aceite de sésamo, que le aporta además un toque “oriental” pero podéis usar cualquier otro aceite vegetal suave (pipas de girasol, soja, nuez, etc…) y, por supuesto, de oliva.

Nota: El aceite aromatizado se conserva durante 1 semana, máximo, por lo que es mejor no trufar mucho aceite. El hongo con el tiempo genera bacterias nocivas para la salud.

Paso 2. En una cazuela se pone a calentar un poco de aceite (el mismo que elijamos para trufar) con los boletus en trocitos y se rehoga a fuego medio hasta que están cocinados. Se reservan unos pocos para decorar al emplatar.

Paso 3. Se añaden las chalotas picadas y se siguen cocinando sin dejar que ni estas ni las setas se quemen.

Paso 4. Una vez este rehogada la verdura, se añade una parte de agua, otra parte igual de leche de arroz, y las patatas en cuadraditos pequeños. Se salpimienta.

El agua se puede sustituir por caldo de verdura si este se ha hecho con verduras de sabor suave (ni apio, ni repollo).

Paso 5. Se lleva a ebullición la verdura y se deja cocer a fuego medio-bajo durante unos 15 o 20 minutos.

Paso 6. Se tritura la crema con un batidora para dejar una textura muy suave. Dependiendo de la cantidad de agua que hayamos puesto, quedará más o menos ligera.

Presentación: Se sirve la crema caliente con un chorrito de aceite trufado (sin remover), perejil o cilantro picado (lo que más nos guste) y los boletus que hemos reservado al principio. También se puede añadir unos costrones de pan que le aportan el punto crujiente.

Qué disfrutéis del plato!

Esther Morillas

Cocinera amateur casi vegetariana 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s