Espaguettis de calabacín con salsa bolognesa vegana

La pasta es una cosa que me apasiona así que desde el primer momento que vi esta receta tuve ganas de hacerla. Convertir los calabacines en espaguettis me resultó supertentador y no me defraudaron.

Vamos a ver, no son espaguettis; saben a calabacín. Que nadie se lleve a engaño… porque también es muy decepcionante comer algo pensando que le va a saber de forma muy diferente.

Mi primera vez fue con calabacin en juliana al wok y salsa pesto. Luego ya me hice con un rallador profesional e hice espaguettis (ahí lo que cambia es el aspecto, no el sabor)… y lo preparé con esta bologñesa vegana con soja que es super sabrosa.

De los productos que se asemejan a la proteína de origen animal, por textura, me quedo con la soja texturizada. El seitan también me gusta aunque yo me siento más limitada con este producto a la hora de cocinar. Además, la soja texturizada se puede comprar en cualquier herbolario pero el seitan no.

vegano calienteEspaguettis de calabacín

con salsa bolognesa vegana

espaguettis con tomate

Ingredientes:

Calabacín

soja tempurizada textura pequeña o media.

tomate

zanahoria

cebolla

ajo

caldo vegetal

aceite de oliva

Vino de cocinar o brandy (opcional)

albahaca, oregano y sal

Almendra en polvo

Utensilios:

Rallador spirelli

Wok

Cazuela

Preparación:

Paso 1: Lo primero que hay que hacer los espaguettis, pasando el calabacín por el rallador;  el mio es de Conasi  pero Lékué también lo vende muchos centros, entre ellos El Corte Inglés. Se reservan.

A mi me gusta pelar antes los calabacines para que los espaguettis queden blancos y se parezcan más a los de pasta. No obstante, se puede dejar la piel si la lavamos bien (especialmente si son calabacines ecológicos).

Luego hacermos la salsa:

Paso 2: Se fríe en una sartén un ajo picado, la cebolla y zanahoria en daditos pequeños y las especias. Cuando esté rehogado se le añade un chorro de vino de cocinar o brandy (opcional) y se deja reducir un poco.

Paso 3: Se añade 1 vaso de caldo vegetal y la soja texturizada. No hace falta rehidratarla con anterioridad pues lo hace con el propio caldo. Se cuece a fuego bajo hasta que la soja esté rehidratada.

Paso 4: Se añade a la salsa el tomate frito, casero o comercial, y se deja que fusione con el resto de sabores con mismo calor residual del cazo o sartén. Se corrige de sal.

Hay quien echa el tomate con la verdura pero yo lo hecho al final porque el tomate salta mucho y suele manchar innecesariamente la cocina.

Mientras reposa la salsa, salteamos los espaguettis.

Paso 5: Se calienta un poco de aceite en una sartén alta o wok y cuando  está caliente, se saltean.  La clave está en que la sartén esté muy caliente para que cojan el “punto” del frito sin perder firmeza. No hay que cocinarlos más de 1 minuto pues el calabacín en una verdura con mucho agua y enseguida pierden tersura.

Servir: Se sirven los espaguettis de calabacín recien salteados en el wok  y se le añade por encima la salsa bolognesa, la almendra en polvo (o queso rallado, para quien lo consuma) y un poco de albahaca fresca que aportan un toque verde al plato.

Bon appetite!

Esther Morillas

Cocinera amateur casi vegetariana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s