Croquetas de verdura y garbanzos

Adoro las croquetas… y mi familia también! Así que es muy normal en casa cenar una ensalada rica-rica y croquetas. Las hacemos de todos tipos: de pollo, de jamón, de bacalao, de gambas, de queso… y por supuesto vegetales que, de hecho, son de mis favoritas!

Hasta no hace mucho hacía las croquetas vegetales con bechamel espesa porque era como había aprendido de mi madre… pero esa receta la vemos otro día. Hoy vamos a preparar una receta mucho más completa pues además de las propiedades de la verdura, tienen la de las legumbres.

De aspecto, una vez fritas, son muy parecidas al falafel (croquetas de lentejas árabes) aunque en este caso el color de la masa es más clarito (anaranjado)

vegano caliente

Croquetas de verdura y garbanzos

(Hamburguesas de verdura y garbanzos)

IMG_20151019_124353

Ingredientes:

100 gr Brocoli

100 gr berenjena

75 gr zanahoria

2 cucharadas de tomate frito

2 cucharadas de pan rallado

3 cucharadas de harina de garbanzos

Sal

Pimienta blanca

Comino

Aceite

Utensilios:

Robot de cocina

Sarten

cuchara o pala de cocinar

cuchara

Plato

Prepración:

Paso 1: Trituramos la verdura hasta desmenuzar. Si tenemos la thermomix, se hace muy facilmente (y se puede cocinar directamente en ella a 100º y en un tiempo máximo de 15 minutos en dos veces). Si no la tenemos, se tiene que triturar con la picadora o, con paciencia, con cuchillo.

Paso 2: Con un poco de aceite, se rehoga la verdura hasta que este blandita (unos 7 minutos). Entonces se le añade el tomate frito (comprado o, mejor, casero), el comino, la sal y la pimienta, y se rehoga hasta que la verdura este cocinada del todo (unos 8-10 minutos). El fuego debe estar a temperatura baja-media porque no queremos que la verdura se fría, sino que se vaya rehogando. Se retira del fuego para seguir trabajando.

Paso 3:  Se le añade a la verdura, que puede tener algo de caldo (procedente de su propio jugo), la harina de garbanzo y el pan rallado. Esto hace que nuestra verdura se convierta en una masa compacta ( algo más espesa que una bechamel para croquetas). No hay que cocinar después; solo pasarla a un plato y dejar que enfrie para que se pueda manejar.

Paso 4: Cuando la masa esta tibia (3-5 minutos después), se hacen bolitas que aplastamos para formar mini-hamburguesas. No hemos de dejar que la masa enfrie del todo pues luego cuesta hacer la bolas y que su superficie quede homogenea.

Paso 5: Se fríen las croquetas con huevo y pan rallado, leche y pan rallado o agar-agar (*) y pan rallado, dependiente si queremos usar o no ingredientes animales.

Servir: Se sirven calentitas y recien fritas (para que cruja el exterior) con ensalada. También se pueden servir en bocadillo.

¡Buen Provecho!

Esther Morillas

Cocinera amateur casi vegetariana 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s